Primera visita guiada vía Twitter

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Parece que últimamente estamos viendo algunas iniciativas novedosas en la realización de visitas guiadas. En el último post os presentaba unas visitas guiadas ”online” que se están realizando en el Museo Nacional de Australia y hoy os quiero hablar de la primera visita guiada vía Twitter que realizó la Tate de Londres el pasado 25 de Abril.

La visita guiada se centró en la actual exposición de Lichtenstein que alberga la Tate Modern y la persona que tuiteaba era la comisaria de esa misma exposición, Iria Candela. La verdad, ya era hora de que alguien se animara a hacer una visita guiada vía Twitter… estaba esperando a tener alguna noticia al respecto y, sinceramente, me alegro de que la Tate haya sido la pionera.

Para ello establecieron un hashtag claro y sencillo #TateTour y una hora de comienzo de la visita guiada. A la 1 de la tarde hora londinense la comisaria emitía en primer tweet e iba incluyendo fotografías de las obras que iba comentando. Como siempre, debido a la diferencia horaria a mí me pilló trabajando pero gracias al hashtag he podido realizar la visita “a posteriori”.

Al final de la visita, de 30 minutos de duración,  se añadió un enlace a un vídeo grabado en ese mismo momento para que los participantes online pudieran ver cómo era la sala que estaban visitando virtualmente mientras Iria realizaba una breve explicación sobre la exposición.

Debo admitir que sólo he leído críticas positivas sobre esta nueva iniciativa o “experiencia”. Los que participaron activamente en la visita vía Twitter estaban encantados y agradecían haber podido visitar la exposición sin estar en Londres. Yo no pude participar y comparto totalmente su opinión: este es uno de los usos que los museos debe dar a las redes sociales, el “democratizar” la cultura y hacerla llegar a todos aquellos que no pueden acercarse al lugar que la alberga.

Junto con los tweets de la comisaria, también se emitían algunos en los que se invitaba a la gente a exponer cualquier pregunta o duda que le surgiera mientras disfrutaba de la visita. Esto es lo bueno de twitter, que permite la interacción en el momento y las dudas quedaban resueltas ipso facto.

Como veis, esta primera visita guiada online me ha parecido todo un éxito y un ejemplo a seguir. Poder emitir información coherente sobre obras de Lichtenstein en 140 caracteres me parece una odisea 😉 Sin embargo, he de decir que pienso que, para futuras visitas, se podrían “pulir” algunas cosillas sobre todo en lo que respecta al ámbito interpretativo.

Para mi gusto se utilizó un vocabulario un tanto técnico para el público no especializado en arte, podéis ver todos los tweets aquí. Si lo que se trata es de hacer llegar el patrimonio artístico al mayor número de personas posible el vocabulario debe ser más simple y, habitualmente, los comisarios no suelen ser buenos en eso.

Además, daba la sensación de que se emitían tweets aislados, no parecían narrar una historia (ojo, narrar una historia en mensajes de 140 caracteres es complicadísimo) y sólo se emitía información objetiva sobre las obras, es decir, datos. Conseguir que esos datos tengan un significado para la cantidad de personas que pueden estar siguiendo el evento en Twitter es todo un reto, se trata de un público muy amplio con características muy diferentes entre sí.

No me malentendáis, estoy muy contenta de que alguien se haya atrevido con una visita guiada online, y si ha sido la Tate mejor que mejor, significa que vamos por el buen camino 😉 . Lo que digo es que se podría trabajar más sobre la información que se emite en los tweets, lo que podríamos denominar como el “discurso tuitero”. Esta visita en concreto se realizó de manera un tanto espontánea, ya que la comisaria emitía la información que ella consideraba relevante, pero la interpretación del patrimonio se planifica y, al igual que el discurso de un guía, los tweets deberían estar planificados (no programados).

Por haber sido la primera visita guiada online, sinceramente, me ha parecido que se merecía un post que destacara la necesidad de este tipo de iniciativas y, como decía anteriormente, casi todas las críticas y opiniones vertidas en Twitter han sido más que positivas así que por mi parte un aplauso para la guía, la comisaria Iria Candela en este caso, y para la institución por su compromiso con la difusión de la cultura de manera digital.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment