Visita guiada de la exposición “Designing 007: 50 years of Bond Style”

El sábado tuve la oportunidad de visitar esta exposición que, de momento, sólo ha pasado por Londres y Toronto. La verdad es que me llamaba especialmente la atención, por lo que suponía (la conmemoración de los 50 años de la primera película de James Bond) y porque casi siempre visito exposiciones relacionadas con el arte o la historia, y esta era “algo diferente”.

Leí en Twitter que las entradas para el fin de semana se estaban agotando, ya que la exposición terminaba el domingo, y el jueves fui a comprarlas. No había dos entradas para la misma hora así que las compré para horas diferentes pero seguidas, ya que nuestra intención era participar en la visita guiada de las 11. Al comprar las entradas me dijeron que se daría prioridad al que tenía la entrada para las 11, así que allí que nos fuimos con nuestra mejor sonrisa para intentar que nos dejaran participar a los dos. read more

Aparatos para el guía turístico 1: Contador manual de personas

Como os comentaba en el post anterior, no tengo intención de dejar al guía turístico y las visitas guiadas de lado este año 😉 así que aquí os traigo el primer post, un “aparato” muy útil para que el guía desempeñe su labor: un contador manual de personas.

Imagen: http://www.cuenta-personas.com/

En realidad es un contador manual de cualquier cosa, pero el guía lo puede utilizar para contar personas ( que al fin y al cabo es una de sus preocupaciones!! 😉 ) La primera vez que vi uno de estos “aparatos” fue en la visita guiada del Panteón de París hace 4 años. La visita transcurría por algunos lugares cerrados al público general y hasta donde yo recuerdo, esa era la única manera de acceder a la cúpula del Panteón y rodearla por el exterior, con las consiguientes vistas espectaculares de la ciudad!! read more

El desprestigio de las visitas guiadas y la reivindicación del guía turístico.

Llevo unos días dándole vueltas a este tema, concretamente desde que leí este post de Sara Bono (@sabope) y Rosa Marzo (@Gulkultur) sobre cómo las visitas guiadas tradicionales se habían quedado desfasadas en lo que a interés del público se refiere y por qué las percibimos como un aburrimiento.

No puedo estar más de acuerdo con ellas al reconocer que la culpa de gran parte de ese desprestigio la hemos tenido los propios guías, que no hemos sabido adaptarnos a las necesidades de los visitantes y nos hemos limitado (y yo me incluyo) a soltar el mismo rollo en muchas ocasiones. Eso sí, siempre hay excepciones y no quiero que nadie se sienta ofendido, de hecho me alegra  ver que esta situación está cambiando. No se trata de buscar culpables, sino de cambiar el chip e intentar evolucionar. read more