Técnicas de guía: ¿Explicar lo que no se puede ver?

El tema del que quiero hablar hoy es sin duda una de las “equivocaciones” más cometidas por los guías: Sí, lo considero una equivocación y sí, todos, tanto los novatos como los más experimentados, hemos caído alguna vez en la tentación de hablar de “algo que no se ve”.

En la última visita guiada en la que participé el guía hablaba (en algunas ocasiones) de objetos que no se podían ver, bien porque se encontraban dentro del museo (que estaba cerrado) o porque desde donde estábamos no podíamos apreciarlos. read more

Técnicas de guía: las necesidades físicas de las personas

Pues sí, hoy os voy a hablar de algo tan simple como el tener en cuenta las necesidades físicas de las personas que nos acompañan en una visita guiada. ¿Cuántas veces hemos sufrido (porque se “sufren”) visitas de 3 o 4 horas sin tiempo para ir al aseo? ¿O sin poder sentarnos a descansar ni 15 minutos?

Creo que todos sabéis de lo que hablo porque los guías, cuando no estamos trabajando y asistimos como público a una visita guiada, también somos víctimas de este tipo de situaciones. Por lo menos a mí me ha pasado. read more

Técnicas de guía: Control de los tiempos

Al hilo del post anterior, me parecía interesante dedicar una de las entradas al tema del control de los tiempos, es decir, saber el tiempo que necesita un grupo para hacer algo. Por ejemplo: ¿sabemos cuánto tarda un grupo en bajar de un autobús? y ¿sabemos cuánto tarda desde la parada del autobús hasta el punto de encuentro o la entrada de un museo? ¿y en pasar un control de objetos metálicos?

A priori parece un tema poco relevante pero todas estas cuestiones tienen que estar controladas por el guía, tanto local como acompañante, sobre todo cuando nos referimos a grupos numerosos, que son los que más tiempo necesitan para moverse. Como digo, tendremos que tener en cuenta si el grupo está formado por 50 personas o, por el contrario, es un grupo más reducido, de unas 30 personas. Además, también tendremos que saber si se trata de un grupo de la tercera edad o si son jóvenes universitarios ya que, obviamente, el tiempo que necesita cada uno de ellos es bien diferente. read more

Técnicas de guía: adaptar la duración de la visita

¿Cuántas veces nos ha pasado que un grupo debería haber llegado ya y aún no ha aparecido? Por desgracia, esta situación suele resultar de lo más habitual en la vida profesional del guía, tanto para aquellos que trabajan de manera freelance como para los que trabajan en un museo, yacimiento o equipamiento cultural.

¿Y qué hacemos entonces? Habíamos planeado que la visita iba a tener una duración determinada en la que íbamos a ver una serie de “cosas” y, de repente, nos encontramos con que tenemos que rediseñarla en unos minutos. Dicho así parece una catástrofe pero, en realidad, no lo es tanto cuando se adquiere cierta práctica en la solución de este tipo de problemas. read more

Esos minutos antes de la visita…

Al hilo del post anterior, os quería presentar un tema del que nos solemos olvidar muy a menudo y que, a mi parecer, resulta fundamental: el punto de encuentro. No me refiero al punto de encuentro como lugar físico, eso requeriría otro post aparte, sino del momento en el que un grupo cerrado o una serie de personas se unen en un mismo punto para encontrarse con el guía y realizar una visita guiada.

Es eso, “un momento”, un tiempo de duración determinada, entre 5 y 15 minutos, en los que las personas ya se encuentran a la espera de que aparezca el guía. Lo más habitual suele ser, desgraciadamente, que aparezca a la hora exacta de la visita, pero lo más recomendable es que esté eso, entre 5 y 15 minutos antes para entablar una conversación con las personas que le acompañarán y a las que les transmitirá una serie de datos, conocimientos, impresiones… para que disfruten de lo que estén visitando en ese momento (exposición, castillo, ciudad…) tanto como él. read more