Visita guiada de la exposición “Designing 007: 50 years of Bond Style”

Visita guiada de la exposición “Designing 007: 50 years of Bond Style”

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El sábado tuve la oportunidad de visitar esta exposición que, de momento, sólo ha pasado por Londres y Toronto. La verdad es que me llamaba especialmente la atención, por lo que suponía (la conmemoración de los 50 años de la primera película de James Bond) y porque casi siempre visito exposiciones relacionadas con el arte o la historia, y esta era “algo diferente”.

 

 

Leí en Twitter que las entradas para el fin de semana se estaban agotando, ya que la exposición terminaba el domingo, y el jueves fui a comprarlas. No había dos entradas para la misma hora así que las compré para horas diferentes pero seguidas, ya que nuestra intención era participar en la visita guiada de las 11. Al comprar las entradas me dijeron que se daría prioridad al que tenía la entrada para las 11, así que allí que nos fuimos con nuestra mejor sonrisa para intentar que nos dejaran participar a los dos.

No había ningún punto de encuentro establecido para las visitas guiadas así que preguntamos a una de las personas que estaba en la recepción y nos dirigió a una voluntaria que nos puso una pegatina roja y nos dijo: estáis oficialmente en la visita guiada. Toda la tensión se fue de un plumazo 😉 . Sin ponernos ningún problema ni mirar las entradas nos citó 15 minutos más tarde en aquel mismo lugar para comenzar con la visita.

 

Pues bien, a la hora establecida nos juntamos 12 personas dispuestas a comenzar la visita guiada. Como bien nos explicó nuestra guía, voluntaria por cierto, se había establecido un máximo de 12 personas para las visitas de ese fin de semana por la gran afluencia de público que esperaban. No había que ser muy hábil para darse cuenta de que las taquillas estaban a tope. También nos dio unas primeras explicaciones sobre lo que íbamos a visitar y nos comentó cómo nos íbamos a organizar para realizar la visita, todo con una actitud súper amable, sonriente y dejando entrever lo mucho que le gustaban las películas de James Bond.

Nos comentó que ella y otra voluntaria iban a ser “los pastores” que guiaran al grupo por la exposición pero que las explicaciones las daría cada encargado de sala y que intentáramos pegarnos lo máximo posible a él porque había mucha gente en cada sala.

Sinceramente, no sé el espacio que ocupó esta exposición en el Barbican de Londres pero aquí el espacio expositivo era muy pequeño, aunque las salas estuvieran vacías 12 personas me parece un grupo demasiado grande para que todos pudieran ver directamente al encargado de sala. ¿Qué pasó? Pues que empezamos a agolparnos todos en torno al guía que se quedaba sin espacio vital (y los participantes también) y, aún así, apenas conseguíamos escuchar sus explicaciones.

Además, hubo que modificar el recorrido porque había salas en las que había tanta gente que era imposible que el grupo se pudiera mover. Lo bueno es que el tipo de exposición permitía que el itinerario se pudiera ir cambiando en función de las necesidades, ya que siempre tenía lógica independientemente del orden en el que se explicara.

Fue un poco agobiante la verdad, que cada persona te dijera constantemente que te acercaras más para poder oír la explicación. Es en estos momentos cuando sale el instinto de supervivencia y te haces hueco como sea para estar lo más cerca posible y valió la pena: el discurso estaba muy bien elaborado y era muy ameno e interesante, con cuatro ideas clave que hacían que te gustara más la saga de James Bond. He de decir que, a pesar del agobio, tanto las voluntarias como el personal estuvieron de 10, ayudando y orientando al grupo en todo momento. En realidad, el único fallo fue que había demasiada gente y cuando ves que hacen todo lo que está en su mano para que la visita funcione no se les puede pedir más.

La visita guiada duró una media hora y aunque aparentemente la experiencia no fuera del todo satisfactoria, nada más lejos de la realidad: nos lo pasamos fenomenal, la exposición nos encantó (ya que sólo con haber visto alguna de las películas era suficiente para disfrutar de ella) y recomiendo a todo el mundo que vaya a visitarla si la llevan a su país, aunque desconozco si se desplazará a otros lugares.

Y para terminar os dejo el trailer de la película 23 de la saga James Bond: Skyfall, película que no he visto todavía, por cierto, y que tengo muchas ganas de ver gracias a la exposición!!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment