Visitas guiadas en la Alhondiga de Bilbao 1

Visitas guiadas en la Alhondiga de Bilbao 1

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Aprovechando que esta Semana Santa he podido acercarme al País Vasco a visitar a la familia, decidí participar en las visitas guiadas que organizaba la Alhondiga de Bilbao para conocer el edificio. Me enteré de ello por Twitter (@alhondigabilbao), y la verdad, tenía muchas ganas de ir puesto que el edificio había estado medio abandonado durante muchos años y ahora se ha convertido en un centro cultural de primera magnitud para la ciudad de Bilbao.

El edificio es espectacular, sólo se ha conservado la fachada original, todo el interior ha sido reconstruido utilizando los mismos materiales de la fachada, pero con un toque muy innovador. Podríamos decir que son una especie de cubos enormes dentro del recinto de la antigua Alhondiga que se sostienen sobre columnas, cada una con un diseño diferente!!!

Como os digo, me enteré por Twitter y acto seguido busqué en su web (www.alhondigabilbao.com) toda la información al respecto: Se iban a realizar visitas guiadas todos los días entre el 2 y el 18 de abril en tres idiomas: castellano, euskera e inglés. En la web especificaban los horarios para cada día y el idioma de cada pase, así como el precio de las visitas y los días en las que éstas resultaban gratuitas.

Esta es una buena manera de establecer las visitas guiadas para un equipamiento cultural, estableciendo unas fechas y unas horas concretas y asignando un idioma a cada visita para que las personas que desean participar sepan cual es el horario y puedan organizar su asistencia. Como podéis ver, se trata de un servicio de visitas guiadas que está orientado para los particulares que, uniéndose, forman un grupo y pueden visitar así la Alhondiga.

La información publicada en la web sugería (no decía claramente) que se debía reservar para participar en las visitas así que llamé por teléfono, pero quien me atendió me dijo que no hacía falta reservar, que el único requisito era que, si no había 5 personas para la visita, ésta no se realizaba. Nosotros no teníamos problema, éramos 5, pero eso no lo decían en su página web!!! Si alguien llega y le dicen que la visita no se va a realizar porque no hay gente suficiente y la Alhondiga no ha advertido previamente de ello será motivo de reclamación seguro, además de la mala imagen que se lleva la persona en cuestión.

Una vez allí, sin reserva previa, nos acercamos al mostrador de información donde nos inscribimos a la visita y abonamos los 2€ por persona que costaba el servicio. Nos tomaron el nombre y apellidos de cada uno y nos entregaron un ticket de pago. Nadie nos comentó que dicho ticket había que entregarlo al comienzo de la visita, menos mal que lo guardé!!! Nos comunicaron el punto de encuentro y allí que nos dirigimos unos minutos antes de las 18h.

En lo que se refiere al pago por el servicio, me parece bien que se abone una cantidad simbólica, así se evita que la gente que no está interesada se apunte y no quede disponibilidad para los que sí que lo están. En mi opinión 2€ es eso, una cantidad simbólica, no resulta un precio excesivo.

Mientras investigaba uno de los folletos sobre las columnas del edificio, leí que suele haber visitas guiadas de manera habitual, de manera gratuita, retirando las invitaciones en el mostrador de información. Las realizan los martes en castellano y los jueves en euskera. En las que nosotros participamos estaban especialmente organizadas para esas fechas concretas, teniendo en cuenta que la Alhondiga tendría una mayor afluencia de visitantes debido a las vacaciones de Semana Santa, pero es recomendable contar con un servicio más reducido a lo largo del año.

Pues hasta aquí en lo que se refiere a la organización del servicio de visitas guiadas en la Alhondiga de Bilbao. Mi experiencia en la visita os la contaré en el siguiente post 🙂

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment