Visitor Experience Manager: profesión de futuro

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Ya estoy aquí de nuevo!!! Ufff ha pasado más de un mes desde el último post… me hubiera gustado escribir antes pero es que estoy trabajando más horas que un reloj!!! Nadie dijo que emigrar fuera fácil. Menos mal que en el último post decía que tenía más ganas que nunca de seguir con este blog que si no… 😉

Pues bien, vuelvo con un post un tanto diferente a lo que suelo escribir habitualmente. Hoy quiero escribir sobre una profesión y no es la del guía turístico precisamente, aunque tiene mucho que ver con ésta. Se trata del “Visitor Experience Manager” o el encargado de incrementar lo que en español denominamos la satisfacción del visitante.

Hasta donde yo sé en España no existe esta profesión como tal (corregidme si me equivoco), pero en los países anglosajones se está convirtiendo en una profesión cada vez más demandada: en el Reino Unido se han incrementado los anuncios de trabajo relacionados con la misma y en Canadá, EEUU y Australia llevan ya tiempo implementándola.

¿A qué se dedica esta persona? Por lo que he podido ver en las diferentes ofertas de trabajo y por el curriculum de algunos profesionales que se dedican a ello, podría decir que las funciones de un Visitor Experience Manager en el ámbito cultural y en el ámbito turístico son un poco diferentes. En el ámbito turístico sobre todo se dedican a coordinar la atención y el trato directo a los visitantes y turistas y a crear nuevos productos turísticos que puedan interesar a los visitantes potenciales.

No es que no me guste esto último (el ámbito turístico) pero mis preferencias actuales tiran más hacia el sector cultural donde, entre otras cosas, esta profesión incluye las funciones de diseñar itinerarios de visita, diseñar las visitas guiadas, las actividades educativas escolares y extraescolares… vamos, casi todo aquello relacionado con la interpretación del patrimonio y la manera de conectarlo con las personas.

También se suele encargar de coordinar al personal encargado de la recepción del visitante, entre ellos los denominados “greeters” (que suelen ser voluntarios en su mayoría) y el personal de información. Esto es como todo, en las instituciones culturales más grandes están más centrados en un único campo mientras que en las más pequeñas son los técnicos para todo, llegando incluso a participar en el diseño de la estrategia en redes sociales puesto que, en este caso, los social media permiten una interacción con el visitante o posible visitante online.

En resumen, esto es lo que hace un Visitor Experience Manager, dedicarse a que los visitantes disfruten de su experiencia en un museo, lugar histórico, yacimiento arqueológico… lo que se os ocurra. Las entidades culturales necesitan adaptarse a los nuevos tipos de ocio de este siglo XXI donde cada vez disponemos de menos tiempo y realizamos escapadas más cortas a lo largo de todo el año. Tan cortas como ir a visitar un museo un sábado por la tarde.

En mi opinión, esta figura surge de la necesidad de las entidades culturales por obtener ingresos para financiarse. Hay que empezar a captar a los visitantes y a mostrarles que pueden disfrutar del patrimonio, y que vuelvan. Como sabéis, en los países anglosajones la financiación cultural es bien diferente a la española y muchos de los fondos se obtienen de donaciones, inversores privados y, en último lugar, del pago de las entradas. Aquí se paga por todo, y mucho dinero, las entradas de los museos no bajan de los 15 dólares canadienses y en general no se percibe como abusivo.

Las visitas guiadas forman parte de esa posible “oferta experiencial”  donde hay mucho por hacer y donde se puede (y se debe) abandonar el “más de lo mismo” para convertirse en una verdadera experiencia en la que el público pueda disfrutar del patrimonio, como ya se está haciendo en muchos lugares.

La verdad es que no sé en qué acabará esta aventura en la que llevo inmersa los últimos 5 meses pero, por lo menos, he encontrado una profesión (como ya os anuncié aquí) que incluye el diseño de visitas guiadas, desde ahora un objetivo a conseguir. Y encima podríamos decir que se basa en hacer disfrutar y divertir a las personas, qué más se puede pedir. Toca ponerse a ello…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Comment